Los mejores lugares para visitar en la ciudad de Manaus

Los mejores lugares para visitar en la ciudad de Manaus

Manaus es una ciudad legendaria en el corazón de la Amazonía. Pero cuidado, “en el corazón del Amazonas” no significa que se aterrice en medio de la selva. Visitar Manaos es descubrir una metrópoli de más de dos millones de habitantes, con su tráfico infernal, sus centros comerciales, sus rascacielos. La ciudad experimentó su edad de oro en el siglo XIX con el cultivo del caucho. Hoy en día, es uno de los principales centros industriales de Brasil gracias a su condición de zona franca.

Manaus es una ciudad sorprendente, seductora, agotadora. El calor húmedo es sofocante, ¡pero vale la pena ir allí!. En esta oportunidad Axel Preuss-Kuhne comparte 11 lugares que visitar en esta encantadora ciudad.

 

El Teatro Amazonas

Imagen cortesía de Leandro Neumann Ciuffo | Flickr

 

Construido en la edad de oro del caucho a fines del siglo XIX, es el edificio más sorprendente de Manaus. Una ópera en el medio del Amazonas, directamente inspirada en la Opera Garnier en París y construida con materiales importados de Europa. Afuera, la cúpula está cubierta con azulejos con los colores de la bandera brasileña. En el interior, el auditorio tiene capacidad para 700 personas. Algunos tapices adornados con jaguares recuerdan que Manaus se encuentra en plena selva.

 

Mercado Municipal Adolfo Lisboa

Mercado Municipal Adolfo Lisboa
Imagen cortesía de Makoto Miyagawa en Flickr.com

 

Segunda sorpresa muy agradable en Manaus: justo en frente del puerto flotante, el Mercado Municipal Adolfo Lisboa, con una sala de acero tipo Eiffel y hermosas vidrieras. El lugar perfecto para pasear, comprar souvenirs o productos locales. En este mercado se encuentra el aceite de andiroba, que actúa como repelente contra los insectos y ayuda a la curación después del picor, así como el polvo de guaraná, que restaura la energía cuando es difícil aclimatarse al calor húmedo del Amazonas. También es el lugar perfecto para almorzar, puesto que allí se encuentran muchos pequeños restaurantes locales con pescado a muy buen precio.

 

Arte callejero de la selva en las paredes de Manaus

Aunque Manaus está en la selva, cuando se esta dentro de la metrópoli hay pocas señales que recuerdan la presencia del bosque ecuatorial a las puertas de la ciudad. No obstante, la selva encuentra la manera de comunicarse con los citadinos a través de las paredes donde artistas callejeros plasman su visión de la naturaleza y de la misma ciudad. Se pueden encontrar hermosos jaguares, guacamayas, nenúfares y peces gigantes propios del Río Amazonas. Estos murales abundan saliendo del centro de la ciudad.

 

El centro comercial en Praça Tenreiro Aranha

Es muy agradable caminar por la zona comercial de Manaus, alrededor de la Praça Tenreiro Aranha, con todos sus puestos de artesanías y kiosco art nouveau.

 

El Palacio Río Negro

Hermoso palacio que recuerda la riqueza de la ciudad en el apogeo del caucho. Fue la antigua casa del gobernador del Estado de Amazonía. Hermoso interior y bella escalera en la recepción. La entrada es gratuita.

 

Palacete Provincial

Palacete Provincial
Imagen cortesía de Gabriel Smith en Flickr.com

 

Otra hermosa casa de Manaus es el Palacete Provincial, interesante para la exposición de obras de artistas locales y salas de arte sobre la historia de la ciudad. Posee una hermosa colección de monedas antiguas. Jóvenes estudiantes hacen visitas guiadas con gran aplicación y amabilidad. La entrada también es gratuita.

 

Parroquia de Sao Sebastiao

Hermosa iglesia ubicada justo en frente del Teatro Amazonas. Característica bastante inusual: es una iglesia con aire acondicionado. Debe decirse que con el sofocante calor húmedo de Manaus, es realmente bueno. El lugar perfecto para tomar un descanso en un agotador día de turismo.

 

Museo Seringal Vila Paraiso

Se ubica en las afueras de Manaus, pero vale la pena visitarlo. Es la antigua propiedad de un barón del caucho convertido en museo. Muy bonita casa y visita guiada para entender cómo cultivaban el caucho. Las condiciones de los trabajadores del caucho estaban cerca de la esclavitud. Muchos morían de fiebre amarilla o escorbuto debido a la falta de vitaminas. En cuanto a los propietarios ricos, enviaban su ropa para limpiar a Europa porque no querían lavarla en las aguas marrones del Amazonas. ¡Lo mismo hicieron para el agua de las bañeras que trajeron de Europa!.

Para llegar al  Museo Seringal Vila Paraiso se tiene que ir en autobús a Marina Davi y luego tomar un barco. Lo ideal es combinar esta visita con el destino playa Praia da Lua.

 

Playa de Praia da Lua

¡Es una de las playas más bellas de Manaus!. Se puede nadar en las aguas color té del Río Negro (que se convierte en el Amazonas justo después de Manaus) y disfrutar del sol (si hace buen tiempo) en la playa de arena blanca. Hay muchos restaurantes en la playa donde se pueden comer deliciosos pescados del Amazonas o beber una cerveza fría con casi los pies en el agua.

 

Excursiones en la jungla

Manaus es el lugar perfecto para organizar una excursión en la selva amazónica. Los paquetes clásicos son de dos a cinco días, con lodge o hamaca durante la noche, caminata por la jungla, paseo en bote, pesca de pirañas y observación nocturna de cocodrilos.

La mayoría de las visitas guiadas permiten ver el fenómeno “Encontro das Aguas”, donde las aguas oscuras de Río Negro se encuentran con las más claras del Río Solimões, como es llamado el Río Amazonas en ese tramo. Debido a su diferencia de temperatura y densidad, las aguas de los dos ríos no se mezclan inmediatamente y fluyen una al lado de la otra durante varios kilómetros.

 

Paseo en barco por el Amazonas

Paseo en barco por el Amazonas
Imagen cortesía de lubasi en Flickr.com

 

Manaus es también el punto de partida ideal o llegada para un viaje en barco por el Amazonas. ¡Gran experiencia para vivir en el agua por unos días!.